¿Quién iba a pensar que en tan sólo un lustro se iba a lograr tanto?  Hablo de Santi, de Beto y de todos los que componen a Salta la Banca. Hoy no quiero volver a escribir y ser reiterativo con respecto a la actualidad de la banda, pero esto se concatena directamente con su nuevo trabajo: Eureka. He mencionado anteriormente en forma superficial algunas características del disco, pero hoy la idea es desmembrar el nuevo estilo musical de la banda.

La esencia se mantiene intacta. Las letras de las canciones de Salta la Banca representan muchos sentimientos y cuestiones abstractas. Pero este disco es un viaje de ida. Muta, combina y crea estímulos eufóricos, alegres e innovadores que probablemente se vean plasmados en el próximo show el 30 de mayo en Malvinas Argentinas.

Anuncios
Anuncios

La potencia y el rock de Visceral vislumbraban que el próximo trabajo del conjunto continuaría con esta tónica musical. La apertura del CD incluye al hit No Pierdas Cuidado, tema en el cual el intelectual léxico dw Santiago y su capacidad para hilar frases con un sentido único se aplican a la perfección. La segunda obra de arte se llama El Jardín de mis agonías, una canción impecable. Representa lo que el fútbol significa para nuestra sociedad y con tonos altos y bajos nos transmite muchas sensaciones encontradas. La continuidad la propone Faquir, término que representa hostilidad, Esta clase de persona es aquella que se somete a desafíos permanentes, de índole física y mental.

Lirio Boreal y Multitud son muy pegadizos. Buenas letras y mucha presencia de guitarra y bajo que pueden apreciarse a la perfección, y le dan un complemento brillante a la melodía.

Anuncios

En la mitad del disco nos encontramos con Otro Domingo, que representa probablemente al peor día de la semana, y al que más nos deprime. Esto se ve reflejado en el suave pero nítido ritmo que aplica la banda al tema. ¡Quebrado es un temazo! El séptimo es uno de mis favoritos, si bien habla de una persona que se encuentra en la miseria total, el mensaje positivo del final la hace fantástica. Pero, el revolucionario Bautismo es la obra más destacada de Eureka, a mi juicio. Posee una connotación histórica, una mezcla de instrumentos y un ritmo que le dan alegría, hacen que la canción tenga un tinte festivo.

Cerrando el magnífico trabajo de Salta la Banca, un póker interesantísimo de líneas musicales. El noveno lugar es para Unos Versos, en donde probablemente Santi narre sobre algún amor del pasado, situación que ya evidenció nuestro genio cantante en hits anteriores. Siniestro Convenio y Chacal son muy atrapantes en cuanto a la impronta musical, ya que poseen un ritmo acelerado que probablemente desemboque en una fiesta dentro del pogo. Y por último Sobre Lo Onírico, en donde recaen todos mis elogios. Las palabras hacen a las canciones, y simplemente la utilización de las mismas hacen a esta expresión musical un éxito.

Novedades en el caso Luciano Arruga 

La pasión que genera Attaque 77  #Argentina #Música